El Azabache Asturiano y el Camino de Santiago

El Azabache Asturiano y el Camino de Santiago


2 Agosto 2012
Durante la Feria Monográfica del Azabache de Cangas de Onís de 2012 se celebró la conferencia del profesor e investigador del azabache Ángel Cardín Toraño. Desde una perspectiva histórica, realizamos un acercamiento al azabache y a su estrecha relación con el Camino de Santiago, a través de diapositivas que ilustraron la explicación del profesor. Os ofrecemos aquí la grabación de la conferencia, esperando que la disfrutéis.


Sabias Palabras

Sabias Palabras

22 Junio 2012
Llega un tiempo en el que las gentes que quieres se comienzan a ir, ya son tantos que es como un desfile siniestro, ésta vez le tocó a mi buen amigo Lise, a mis ojos experto en todo, pero sobre todo un buen amigo, Profesor, Maestro, Dibujante, Escritor, Poeta, Escultor de madera y de piedra, Maestro azabachero con unas dotes artísticas realmente asombrosas.
Siempre me pareció que había nacido fuera de época, tal vez su lugar natural habría sido el Renacimiento.
Hace unos años Wikipedia, en la que escribí la mayor parte de texto de la palabra “Azabache”, incluyó una línea que decía lo siguiente:
“El azabache es un material muy frágil, por lo que su extracción siempre ha sido artesanal, siendo de talla difícil cuando se intentan esculpir figuras con abundantes detalles y calados. Esta circunstancia ha dotado al arte de la azabachería de escasos márgenes expresivos”
Inicié un formulario de “discusión” sobre el texto añadido, en el que argumenté lo siguiente, no obstante a fecha de hoy el texto de Wikipedia sigue inalterado y el formulario de discusión abierto sin contestación..
“En manos expertas puede ser tallado con capacidades expresivas ilimitadas, como podría ofrecer el mejor mármol de Carrara, salvando sus diferencias de dureza, solo es cuestión de las manos del Artista el que este le pueda dar al Azabache todas sus posibilidades creativas, continuaba “en cuanto a que el arte de la azabachería está dotado de escasos márgenes expresivos”, con el mayor de los respetos le diría que eso depende del Maestro artesano, y de sus dotes artísticas..
Y es que en aquél momento yo estaba pensando En Lise y en su geniales habilidades, siempre lamentaré que debido a la escasez Azabache de Asturias en tamaños adecuados para ser esculpidos, su producción de esculturas no haya podido ser aun mas amplia.
A él y a su tozudez le deberemos el inicio de la explotación de la nueva mina de azabache que confío pueda suministrar azabache en abundancia a todos los azabacheros.
Alguien dijo que deberíamos de decir a nuestros amigos lo mucho que los apreciamos, confesarles nuestra admiración por su buen hacer sin sobrepasar el límite de la sinceridad, ésta vez si lo hice, pues era fácil tener admiración por Elíseo Nicolás Alonso, la misma que podría haber tenido por Leonardo, Miguel Ángel o Rafael, solo que ninguno de ellos eran mis amigos, Lise si, y se ha ido con una enorme cantidad de cosas útiles por hacer, con infinidad de proyectos pendientes.
Siento mucho la soledad de su esposa e hijos, si desde la amistad es una tremenda perdida, no puedo ponerme en su lugar.Watch Full Movie Online Streaming Online and Download
Adiós amigo ¡
Siempre pensé que los homenajes habría que hacerlos en vida, a esas personas que son como faros de dignidad, a esos personajes singulares, ejemplares, de recto y desinteresado proceder y que casi siempre son mal entendidos, comprendidos, a veces a las gentes no les gusta oír verdades como puños, pero así son las cosas, nada van a cambiar éstas palabras, solo es, por mi parte, un pensamiento en voz alta.
Allá donde quieras que estés, deseo que descanses en Paz, debes saber que no predicaste en el desierto, como hablábamos hace tiempo, me dijiste que es conveniente hacer siempre lo correcto, de esta manera los demás es posible que tiendan a imitarte, y si no sucede así, al menos sabrás que hiciste lo correcto y estarás en paz contigo mismo.
Sabias palabras..
Autor: anónimo

La Alcaldía de Villaviciosa Intenta Cargarse el Museo y la Escuela de Azabachería

La Alcaldía de Villaviciosa Intenta Cargarse el Museo y la Escuela de Azabachería


ASOCIACIÓN ACEBACHE. VILLAVICIOSA 19 mayo 2012.
La Asociación para el Desarrollo de la Tradición Azabachera en ASTURIAS, Asociación ACEBACHE, desea expresar su malestar a la opinión pública, por lo que considera, que son, actuaciones de las Instituciones Públicas Locales y Autonómica, lesivas para los intereses del sector Azabachero.
Desde Mayo del 2011 la empresa GARAYSAN, concesionaria de los derechos de explotación de una mina de Azabache en OLES, posee todos los permisos pertinentes para la apertura de dicha mina, pero el desinterés por parte de la Administración Autonómica y la abierta oposición por parte de la Corporación Maliayense, impiden la apertura de dicha mina. Con el grave perjuicio para el sector y la consiguiente perdida de puestos de trabajo. El hecho de que no se facilite el permiso municipal pertinente y se tenga que recurrir a la vía de la expropiación, a una parcela, propiedad del Ayuntamiento, para poder comenzar los trabajos de extracción de la materia prima, pone en serio peligro la supervivencia de muchos Talleres Azabacheros.
Esta mala gestión, sumada a la falta de sensibilidad de dichas Instituciones, pretendiendo dar un cambio de uso a la Casa de los Hevia, cargándose de un plumazo El Museo del Azabache y la Escuela de Azabachería que era el destino inicial del edificio, una vez remodelado, no hace mas que aumentar el descontento. Por lo que desde esta Asociación pedimos a las Instituciones Implicadas reconsideren su postura y nos ayuden en la defensa de un recurso, como es el Azabache, de una importancia Histórica, Económica y Social, que no tiene parangón entre las actividades artesanas de esta Comarca.


El último minero

El último minero

11 Septiembre 2009
Último minero, último azabache
Cuándo las quejas se convierten en mantra. Ésta es la situación. Llevamos años, algunos azabacheros, quejándonos, advirtiendo, exigiendo,..; aportando en definitiva, que es lo que en cualquier sociedad civilizada deben hacer los ciudadanos. Nos quejábamos de que teníamos poco azabache. Advertíamos de que para Tomás Noval, el último minero, también pasaban los años. Nos quejábamos y advertíamos de la entrada de “azabaches” y lignitos de otros lugares. Quejas y advertencias: “Que viene el lobo con la muerte en el lomo, con alforjas de azabache de otros lares”. Y no existió mastín administrativo para impedir su paso.
La figura de Tomás Noval fue vendida durante más de treinta años como la de “el último minero”. Formamos parte de una comunidad gobernada por políticos, y funcionarios, que promocionaron durante más de treinta años algo tan poético como esto y no tomaron ninguna medida. Ya en los primeros tiempos de la Democracia, tuvimos una reunión con Mari Paz Fernández Felgueroso, consejera entonces de Industria, en la que ya se planteaba la gravedad y urgencia del tema. Ahora estamos sin Tomás Noval y sin azabache.
No es la primera vez en la historia en la que la azabachería y el comercio del azabache flaquean, pero nunca como en ésta, en la que no hay ni minero ni mina, y sí un mercado enorme, y otro potencial, en el que, con las aguas tan revueltas, están haciendo caja los furtivos que venden “azabaches” turco, caucásico, chino, polaco, de Teruel,…, diciendo que se trata de Azabache Asturiano. Es normal que, ante una situación grave por la falta de azabache de aquí, algunos azabacheros, nada respetuosos con la cultura y la identidad asturiana, opten por trabajar azabaches y lignitos (de pésima calidad) de otros lugares. Compran barato, en bruto y manufacturado, y lo convierten, como magos, en azabache asturiano y a precio de éste, naturalmente. Negocio redondo. Joyerías y tiendas de artesanía repletas de “azabache asturiano”. Fraude. Fraude.
Ante esta situación el cliente debe exigir al vendedor que le garantice por escrito que lo que le vende es azabache asturiano. Que el vendedor aporte sus datos fiscales e identificación. Es posible, mediante análisis, diferenciar el azabache asturiano del resto. El que cometa fraude que se atenga a las consecuencias.
Pero, en la teoría, todo va bien. Estamos en el proceso de apertura de una mina, posiblemente en el plazo de un año, como si algún ser vivo pudiese estar un año sin alimentarse. Previamente a este nuevo proceso se han hecho los trabajos de investigación, obligatorios siempre antes de la apertura de una mina. En la práctica se sabía que había azabache, pero la ley obliga. Se aprovecharían entonces los trabajos de investigación para sacar azabache, medida urgente que evitaría una situación catastrófica. Pero, llegado el momento, esto no se hizo, y simplemente se cumplió con la normativa de investigación. Expedientes cubiertos. Todo legal.
También comienzan ahora los trámites para la Denominación de Origen del Azabache de Asturias. Estará listo dentro de tres años. ¡Con qué ligereza hablan algunos mortales de los días y los años! Que si Azabache de Asturias, que si del Jurásico de Villaviciosa, que si del Jurásico de Asturias,…, que sí, que no. Estamos en este campo de flores que tanto gusta a algunos políticos, o en ese árbol con columpios para jugar y ramas por las que andarse. Si la solución es sencilla: sacar azabache, y después de tantos años no se hace, lleva a pensar que, acostumbrados todos como estamos a las grandes obras, con grandes movimientos de dinero, de personas, de macroproyectos adornados de periodos de exposición, alegaciones, y toda esa parafernalia que siempre dio sentido a los poderes, quizá encaje más en esta “filosofía” vender la imagen del “último minero”, de la escasez del azabache, de la artesanía en peligro de extinción, para, agotada esa fase, pasar a la nueva de la Denominación de Origen, apertura de la mina, etc, etc. Cuestiones que alimentan la opinión superficial. La sensación de que algo importante se está llevando a cabo, y que alejan la atención del problema real: no tenemos Azabache de Asturias.
Estos próximos años pasaran a la historia del azabache como aquellos en los que: la Universidad de Oviedo, el Gobierno del Principado de Asturias, el Local de Villaviciosa, la empresa minera Garaysam, consiguieron la denominación de origen del Azabache de Asturias, del Jurásico de Asturias, o del de Villaviciosa; consiguieron la apertura de la mina, del Museo del Azabache, de la Escuela de Azabachería, etc etc. Lo que no va a contar la historia es que los verdaderos protagonistas de ella, los azabacheros de verdad, caímos en la absurda batalla sin haber tenido la oportunidad de enseñar nuestro oficio a futuros artesanos.
El potencial de la Azabachería es inimaginable. Los que vivíamos de esto sabemos de qué hablamos. Se puede vivir dignamente trabajando y vendiendo azabache. En el instante en que salgan de la mina los primeros trozos de azabache, existirá la posibilidad de enseñar el oficio, en sus distintas variedades, a las personas que están esperando para aprender y montar sus propios talleres. Creación de empleo real. Llevamos muchos años repitiendo lo mismo. A partir de ahora será tarde. Cuando las quejas se convierten en mantra.
¡Gobierno del Principado de Asturias! Reacciona ante esta situación. Busca la forma de que salga azabache ya. Cumple con tus obligaciones. No tenemos azabache de aquí. Dentro de un año algunos ya no estaremos en este oficio. Sentido común.

Eliseo Nicolás Alonso (Lise)
Presidente de la Asociación Acebache


Villaviciosa y el azabache

Villaviciosa y el azabache


«Villaviciosa ha de ser capital mundial del azabache» 27 Junio 2011
El profesor e investigador sobre el lignito asegura que cedería su documentación al concejo «si hubiera un centro para ello»

Ángel Cardín, Sábado 24 de septiembre de 2011,
antes de pronunciar la conferencia en Villaviciosa.


Villaviciosa,
Gonzalo BENGOA
«Reivindico Villaviciosa como la capital mundial de azabache». Lo dice el profesor Ángel Cardín, que pronunció ayer en la villa la conferencia «El azabache, piedra mágica de Asturias y amuleto del Camino de Santiago» en la sede de la Fundación José Cardín Fernández, en Villaviciosa. Ángel Cardín lleva más de veinte años investigando sobre esta variedad de lignito, de color negro brillante, que procede de una familia de árboles jurásicos que se extinguieron hace unos 60 millones de años. En diciembre publicará un libro sobre todas sus investigaciones que editará el Consorcio de Santiago. El profesor citó tres ciudades importantes relacionadas con el azabache: Villaviciosa (Oles), Santiago y la ciudad británica de Whitby. Sin embargo, ayer en la capital maliayesa quiso «animar a la gente a convertir este lugar en la capital mundial del azabache».
Ángel Cardín propuso la puesta en marcha de un museo y que se realicen «piezas más uniformes para poder venderlas fuera de Asturias, a Madrid o a Barcelona, en gran número».
«Hay que tomarse en serio este asunto», insistió el profesor, quien afirmó que «convendría que hubiese un núcleo para homogeneizar el producto con el objetivo de venderlo fuera». El experto rechazó que «haya que esperar por subvenciones y ayudas» y abogó por «poner las bases de un proyecto importante» que revalorice el azabache y coloque el nombre de Villaviciosa «en el lugar que le corresponde». Cardín propuso, además del museo, un trabajo de investigación, bibliografía al respecto y la elaboración de vídeos documentales donde los artesanos expliquen todo el proceso de transformación de las piezas de azabache.
«Tengo mucha documentación y no sé si cederla aquí si hubiera un centro donde albergarla», comentó el profesor. Además, destacó que ya desde la época romana se considera que el azabache tiene poderes mágicos y defensivos, pero es en el Camino de Santiago donde esta piedra semipreciosa logra convertirse en recuerdo y amuleto de la peregrinación, vendiéndose millones de pequeñas piezas a lo largo de cuatro siglos. En Santiago hay una calle y fachada de la Catedral con el nombre de Azabachería y su gremio fue muy importante en la ciudad. En la actualidad aún quedan dos maestros de este oficio secreto y medieval.
Todo el azabache del Camino procede de las minas de Asturias. Desde la Edad Media había métodos para reconocerlo y separarlo de otros materiales parecidos que no tienen sus cualidades, aunque externamente se parezcan. Desde esa época comienza una relación estrecha y duradera de Santiago con Villaviciosa a través de la compra de material o intercambio de aprendices.
Articulo original publicado en lne.es