IV Feria Monográfica del Azabache Asturiano en Villaviciosa 2018

IV Feria Monográfica del Azabache Asturiano en Villaviciosa 2018


4 marzo 2018

LUGAR: Plaza del ayuntamiento de Villaviciosa
FECHAS: 29, 30, 31 de Marzo y 1 de Abril
PRECIO: 250 €

Los participantes deberán enviar el Descargo de Responsabilidad (Descargar DESCARGO-DE-RESPONSABILIDAD.pdf 16,9 Kb) y la Ficha de Inscripción (Descargar INSCRIPCION-FERIA-MONOGRAFICA-DE-VILAVICIOSA-2018.pdf 17,8 Kb) cumplimentados y firmados. Pagar la cuota de inscripción de 250 euros. Enviar la documentación requerida a la dirección de correo electrónico de la asociación.
La fecha límite para enviar la documentación firmada y efectuar el ingreso será el 11 de marzo.


Del Azabache por Ricardo Mogo

Del Azabache por Ricardo Mogo


15 febrero 2018

Talla por Ricardo Mogo

Aunque ya pasó un tiempo aún me asombra la escisión en “Acebache” que dividió a nuestro colectivo de artesanos y simpatizantes, importunando en mi opinión el desarrollo de esta artesanía tan asturiana como la sidra o la fabada por más que la sepamos presente en algún otro lugar.
Ya nuestro antiguo presidente y extraordinario maestro azabachero tristemente fallecido Lise, abogó con ahínco por un mayor respeto y reconocimiento de la actividad azabachera apelando a las jerarquías de la región hasta conseguir algunos apoyos y subvenciones que permitieron al menos explotar alguna antigua escombrera y otorgar marca de calidad y origen a nuestro material. Fue una larga y paciente lucha que llevó bastante tiempo visto que el colectivo era exiguo, disperso y bastante ajeno a la burocracia, no obstante como había un interés común, éramos una “piña”. Por eso me cuesta tanto entender ese cisma propuesto y ejecutado por parte de la directiva anterior de Acebache a la que no comprendo sentido alguno.
A mi entender y visto que se sabe muy poco del azabache fuera de Asturias, la tarea más importante es publicitar el material, dar a conocer lo que ofrece , lograr eco… lanzarlo como la especial gema que es. Promover esa identidad sería en gran medida labor para nuestras autoridades competentes aunque el reto requiere tesón, rigor e interés.
En mi opinión, deberíamos recabar un lugar en cada muestra asturiana fuera del Principado con obras seleccionadas de calidad contrastada para difundir, expandir y dar a conocer tan bella artesanía , reservando una fracción del stand para aludir a la historia y vínculos del azabache con la tradición artesanal, etnografía e iconografía asturiana. Todo ello siempre, claro está, apelando a la denominación Azabache astur, o asturiano huyendo de limitados apelativos localistas y provincianos sin duda menos eficaces.
Defiendo también la necesidad de no perder de vista la moda en joyería para alcanzar y mantener un sitio en las líneas de venta y proyección, realizando piezas que conecten fácilmente con la gente de hoy. Pongamos nosotros difusión y arte que brillo, belleza y magia ya los pone el material.
R. Mogo

Taller Ricardo Mogo


Socios >> Taller Ricardo Mogo

Taller Ricardo Mogo. Artes plásticas

Fue mi atracción hacia las gemas lo que me condujo primero a conocer el azabache y enseguida a tallarlo, utilizando mi natural entusiasmo por la escultura. El resultado de este encuentro es una serie de trabajos que incluyen en muchos casos incrustaciones de otros elementos naturales como coral, nácar, tagua, marfil, ámbar, gemas y madera, además de oro y plata conformando piezas casi siempre únicas.



Contacto
Ricardo Mogo
Tfns : 985 93 73 54 – 616132327
Mail : Gomo.33@gmail.com


El azabache de Asturias, el mejor del mundo – La Voz de Asturias

Volver

El azabache de Asturias, el mejor del mundo para la joyería, no tiene quien lo extraiga – La Voz de Asturias


«Seguiremos utilizando azabache asturiano aunque las piezas sean del tamaño de un alfiler», aseguran artesanos azabacheros, que alertan sobre la escasez que existe desde que falleció el último minero en 2008
Elena G. Bandera
Gijón 28/10/2017 05:00 h

La pieza de azabache más antigua encontrada jamás es una cuenta de collar de la Cueva de las Caldas de Oviedo, que fue datada en unos 17.000 años. El azabache de Asturias, de color muy negro y muy brillante, tiene fama de ser el mejor del mundo, pero no es una de esas creencias etnocentristas, sino que realmente tiene unas características gemológicas que le hacen el mejor del mundo para ser trabajado en joyería y, teniendo en cuenta ese hallazgo arqueológico, el oficio de artesano del azabache es una tradición sin duda milenaria en Asturias. En la actualidad, los artesanos que trabajan el azabache de manera continuada en Asturias apenas pasan de la veintena y, desde que en 2008 falleció el último minero del azabache, Tomás Noval, tienen un serio problema de abastecimiento.

«El principal obstáculo que tenemos es abastecernos de azabache de Asturias porque las minas están cerradas», explica Candela Sánchez, socia de la Asociación para el Desarrollo de la Tradición Azabachera (Acebache) y que tiene el taller Zarcillo en Bimenes con su marido José Julio Martínez. En Asturias, existen dos asociaciones azabacheras a las que, además, de artesanos, se suman simpatizantes que quieren que se mantenga el azabache como algo representativo de Asturias. Desde que Tomás Oval falleció en 2008, las únicas maneras de abastecerse de azabache asturiano es haberlo hecho con anterioridad y, a estas alturas, tendría que haber sido en grandes cantidades u obtenerlo de escombreras, que suelen ser trozos muy pequeños y en su momento desestimados por los antiguos mineros. Ocasionalmente, si fallece algún artesano, se reparte el material que no llegó a utilizar.

«Azabache hay muchísimo, pero las minas están cerradas y se necesita un empresario minero que se decida a hacer la explotación y extraerlo. El último minero nos abastecía a todos», explica Sánchez, que recuerda que, debido a una serie de trabas, los intentos de reabrir las viejas minas situadas en la Marina de Villaviciosa (por ejemplo, la antigua mina de Les Caves en Oles) no llegaron a fructificar. «Llevamos al menos más de una década pidiendo que se haga. La Consejería de Industria y Empleo debería emplearse en que se exploten las minas de una forma legal sin hacer grades escabechinas; el azabache de Asturias, a nivel nacional e internacional, se valora muchísimo», insiste.

Piezas pequeñas

Explica, además, que son bastantes los asturianos que desconocen que el azabache de esta tierra es el mejor y que, por ello, tiene un gran valor incluso en el extranjero. «El producto, de reabrirse las minas, estaría vendido. Cada vez hay menos azabache y se crean muchos problemas entre los azabacheros. Somos varios los talleres con esta problemática, pero no vamos a trabajar con otros azabaches aunque hagamos piezas como la cabeza de un alfiler», indica Sánchez, que pone como ejemplo del valor del azabache asturiano el hecho de que, en las ferias de artesanía que se celebran en otras comunidades autónomas, suele ser difícil que entren joyeros que no pertenezcan a la misma región: «Hay muchos joyeros y es relativamente difícil saltar a otra comunidad. Sin embargo, con el azabache asturiano se nos permite que ese acceso sea algo más fácil. Si hay una plaza libre lo van a tener en cuenta».

Los trozos de azabache que aún quedan en los talleres de joyería asturianos, al menos en aquellos que no se abastecieron hace años en grandes cantidades, son muy pequeños. «El trozo en bruto hay que sanearlo y no todo vale, porque algunos se abren y otros tienen mucha pirita. Ya no se ve el cabujón de azabache perfecto tan fácilmente. Pero seguiremos trabajando con el de Asturias aunque sean trozos mínimos porque la gente lo aprecia mucho», explica Candelas Sánchez, que no pasa por alto que el azabache, además de ancestral, está considerada de siempre una piedra mágica.

«Del azabache se dice que protege del mal de ojo y hoy se sigue viviendo la necesidad de rodearnos de objetos que nos protegen. Desde siempre, para las culturas que poblaron esta zona del Cantábrico, el azabache ha sido una piedra mágica, probablemente por el brillo que adquiere», explica, recordando que el máximo esplendor se alcanzó con el Camino de Santiago, «porque los caminos eran peligrosos y todos los peregrinos querían un amuleto que les protegiera». Hoy la cigüa sigue siendo una de las piezas de joyería realizadas con azabache más demandadas, aunque los gustos también se inclinan por líneas más modernas y sencillas que los modelos tradicionales.
Fuente: La Voz de Asturias – Ver artículo original

Volver

El azabache de Asturias, el mejor del mundo

El azabache de Asturias, el mejor del mundo para la joyería, no tiene quien lo extraiga


1 noviembre 2017

«Seguiremos utilizando azabache asturiano aunque las piezas sean del tamaño de un alfiler», aseguran artesanos azabacheros, que alertan sobre la escasez que existe desde que falleció el último minero en 2008
Tomás Noval en la mina de Azabache

La pieza de azabache más antigua encontrada jamás es una cuenta de collar de la Cueva de las Caldas de Oviedo, que fue datada en unos 17.000 años. El azabache de Asturias, de color muy negro y muy brillante, tiene fama de ser el mejor del mundo, pero no es una de esas creencias etnocentristas, sino que realmente tiene unas características gemológicas que le hacen el mejor del mundo para ser trabajado en joyería y, teniendo en cuenta ese hallazgo arqueológico, el oficio de artesano del azabache es una tradición sin duda milenaria en Asturias. En la actualidad, los artesanos que trabajan el azabache de manera continuada en Asturias apenas pasan de la veintena y, desde que en 2008 falleció el último minero del azabache, Tomás Noval, tienen un serio problema de abastecimiento.
El periódico “La Voz de Asturias” ha publicado este interesante artículo. Ver artículo.